El rinconcito poético: El poeta Halley.

Hoy traigo una de las canciones cuya letra me ha sorprendido y enamorado a partes iguales. El poeta Halley, que así se titula el poema/canción, la verdad es que no sabría decir si es más poema que canción. Sus autores, el grupo indie Love of Lesbian.

Todo el poema es impresionante, pero si además consigues que Joan Manuel Serrat recite el fragmento final de tu composición ya debe ser como tocar el cielo con las dos manos. Por eso adjunto el videoclip de la canción, para que disfrutéis tanto como yo lo he hecho.

El poeta Halley. (Love of Lesbian)

Me atraparás al vuelo y nunca a la pared
Y si me dejas aire en tus líneas dormiré
Palabras de una musa de baja maternal

Puede que al fin me conozcan muy bien
Si fueran puntos grises mis rarezas cada tara que cree
De seguirlos con un lápiz al final verías mi cara en el papel

Por eso estoy por aquí otra vez
Rebuscando en mi almacén esa palabra con su débil timidez
Ojalá encuentre la forma, más me vale, tengo un tema que acabar

Si no aparece nunca o entiendo que no di con la palabra justa
Y cuando al fin la encuentro
Llega aquel mar de dudas

Si cuando me decido tú me detienes
Siempre
Me aprietas justo aquí
Dices no, mi leal traidora inspiración

Cuando apareces menos soy

Y soy yo

Te quedarás dormida, menuda novedad,
Es peor mi geniocidio cuando no te dejo hablar
En la autopista de la vida si te saltas la salida hay que esperar

Puede que no haya aprendido a aceptar
Que escuadrones de moral judeocristiana con su culpabilidad
Nos seguirán por tierra, por el aire y sobretodo por amar

Puede que esté demorando la acción
A los doce tuve un sueño en que ganaba pero el sueño me venció
Desde entonces mis derrotas son las huellas del carné de ese tal yo

Ahora escúchame, ya he encontrado la palabra justa
Mejor prepárate, tiene algo que a todos asusta

Sí, la voy a soltar, la quiero soltar

Pronunciaré esperanza, la gritaré por dentro
Si es lo que hace falta
La escribiré mil veces
Me alejaré de espaldas
Quizás de repetirla algo me quede

No puedo permitir tu negación
Mi leal traidora inspiración
De intermitente aparición
Como un ángel hallado en un ascensor
Que bien funcionas como recuerdo

Acojo en mi hogar
Palabras que he encontrado abandonadas en mi palabrera
Examino cada jaula y allí, narrando vocales y consonantes
Encuentro a sucios verbos que lloran después de ser abandonados por un
Sujeto que un día fue su amo
Y de tan creído que era prescindió del predicado

Esta misma semana han encontrado a un par de adjetivos trastornados,
A tres adverbios muertos de frío
Y a otros tanto de la raza pronombre
Que sueñan en sus jaulas con ser la sombra de un niño

Se llama entonces a las palabras que llevan más días abandonadas
Y me las llevo a casa
Las vacuno de la rabia
Y las peino a mi manera
Como si fueran hijas únicas
Porque en verdad todas son únicas

Acto seguido y antes de integrarlas en un parvulario de relatos o canciones
Les doy un beso de tinta
Y les digo que si quieres ganarte el respeto nunca hay que olvidarse los
Acentos en el patio

A veces les pongo a mis palabras diéresis de colores imitando diademas
Y yo solo observo como juegan en el patio de un poema

Casi siempre te abandonan demasiado pronto
Y las escuchas en bocas ajenas
Y te alegras
Y te enojas contigo mismo como con todo lo que amamos con cierto egoísmo

Y uno se queda en casa, inerte y algo vacío
Acariciando aquel vocablo mudo llamado silencio
Siempre fiel, siempre contigo

Pero todo es ley de vida

Como un día me dijo el poeta Halley,
Si las palabras se atraen, que se unan entre ellas
Y a brillar, que son dos sílabas-“

 

Rinconcito poético: Lo peor del amor.

76d5d-llanto222

Lo peor del amor cuando termina
son las habitaciones ventiladas,
el puré de reproches con sardinas,
las golondrinas muertas en la almohada.

Lo malo del después son los despojos
que embalsaman al humo de los sueños,
los teléfonos que hablan con los ojos,
el sístole sin diástole sin dueño.

Lo más ingrato es encalar la casa,
remendar las virtudes veniales,
condenar a la hoguera los archivos.

Lo peor del amor es cuando pasa,
cuando al punto final de los finales
no le quedan dos puntos suspensivos…

Joaquín Sabina.

Loco por verte. (homenaje a Manolo Tena)

maxresdefault (3)

Loco por verte. (Manolo Tena)

Tan cansado de esperarte y tan ansioso de abrazarte,como ayer
y tan loco por tenerte, tan febril, tan impaciente,como ayer.
Quiero amarnos tan a ciegas, sí,
besar tus manos, tocar tu boca, sentir tu piel…
Revivir en nuestra cama el dulce drama de tu cuerpo yéndose
tu eres agua y yo soy fuente y fluyo con tu corriente, yéndome…
Quiero amarnos tan a ciegas, sí
besar tus manos, tocar tu boca, sentir tu piel…
Porque sin tí seré…
como el rio…no tendré nada mío…
Tu serás la ola que se pierde tan sola
malherido mi corazón ha perdido ya la razón
y es que si no vuelves más siento
que voy a volverme loco…
loco por verte… loco por verte.
Sólo sueño acariciarte como hierba rodearte…
hombre y mujer…
con el mundo en la mirada y mi cuerpo en tu alma
derramándose
abrasarnos tan a ciegas,sí…besar tus manos,
tocar tu boca, comer tu piel…
Porque sin tí seré…
como el río…no tendré nada mío…
tú serás la ola que se pierde tan sola
malherido mi corazón ha perdido ya la razón.
¡ Pobre río, no tendré nada mío …!
pobre ola que se pierde tan sola,
malherido mi corazón ha perdido ya la razón
siento que no vuelves más y pienso que voy a volverme loco…
loco por verte… loco por verte.
…y perderme en tu cintura, recorrerte tan desnuda
(savia para mi sed)…
abrazarnos siempre a ciegas, sí…
¡ besar tus manos, beber tu boca, comer tu miel…!
Y si no vuelvo jamás a verte y para siempre eternamente
serás un río que se aleja del mío,
yo seré la ola que se quiebra tan sola
solos, tristes, sin porvenir
y ya tan sólo poder sentir.
Pobre río no tendré nada mío,
pobre ola que se quiebra tan sola,
malherido tu corazón
malherido mi corazón
pobre río que se aleja del mío
pobre ola, que se quiebra tan sola…

 

 

Navidad en verso.

ferrandiz-6

Hoy os traigo un poema escrito por el Hada Piruleta, una jovencísima hada golosina. A ella le encanta la poesía y ya hace sus pinitos como poetisa. De hecho ganó el festival de primavera del Bosque de los Confites. Pero eso es otra historia que os contaré otro día.

¡Que llega la Navidad! (por el Hada Piruleta) 

¡Que llega la Navidad!
Todo el mundo a despertar.
Para que Papá Noel,
los regalos pueda traer.
A los niños les encanta,
Cada año le dan una carta,
Y además le comentan:
¿Papá Noel, que me cuentas?
Papá Noel les responde:
“por allí, en el polo Norte
Con los elfos, que me ayudan
a que la Navidad al fin fluya.
Al acabar la conversa
la niña le comenta:
Papá Noel, me tengo que ir
que mis padres me esperan allí.
Papá Noel se despide
pero esto aún sigue
porque llega otro niño
y le comenta lo mismo.
Al fin acaba esto,
la cola queda como un desierto
los niños ya se han ido
y hacia el polo Norte, él seguido
Y con la mano en el pecho
Los niños dicen esto:
Papá Noel vendrá
Al fin, esta Navidad.

 

 

Diciembre poético.

flores-y-plantas-tipicas-de-navidad

Canción para la Navidad. (José Luis Perales)
Navidad, es Navidad
Toda la tierra se alegra
Y se entristece la mar
Marinero, a donde vas?
Deja tus redes y reza
Mira la estrella pasar

Marinero, marinero
Haz en tu barca un altar
Marinero, marinero
Porque llego Navidad.

Marinero, marinero
Haz en tu barca un altar
Marinero, marinero
Porque llego Navidad.

Noches blancas de hospital
Deja el llanto esta noche
Que el niño está por llegar.
Caminante sin hogar
Ven a mi casa esta noche
Que mañana Dios dirá.

Caminante, caminante
Deja tu alforja llenar
Caminante, caminante
Porque llego Navidad.

Caminante caminante
Deja tu alforja llenar
Caminante caminante
Porque llego Navidad.

Ven soldado vuelve ya
Para curar tus heridas,
Para prestarte la paz.
Navidad, es Navidad,
Toda la tierra se alegra
Y se entristece la mar.

Tu que escuchas mi mensaje
Haz en tu casa un altar,
Deja el odio y ven conmigo
Porque llego Navidad.

Tu que escuchas mi mensaje
Haz en tu casa un altar
Deja el odio y ven conmigo
Porque llego Navidad.

Y en la misa del gallo
Los coros desgarran sus cuerdas
Y extasiada ante el
Cristo que nace
Una madre reza por el hijo
Que fuera de casa sentirá tristeza
Y los ojos del hijo esa noche…
Llorarán con ella…..

Tu que escuchas mi mensaje
Haz en tu casa un altar
Deja el odio y ven conmigo
Porque llego Navidad.

Otoño poético’15

Rinconcito romántico V

Peces de ciudad, Joaquín Sabina.

Se peinaba a lo garçon
la viajera que quiso enseñarme a besar
en la gare d’Austerlitz.
Primavera de un amor
amarillo y frugal como el sol
del veranillo de san Martín.
Hay quien dice que fui yo
el primero en olvidar
cuando en un si bemol de Jacques Brel
conocí a mademoiselle Amsterdam.
En la fatua Nueva York
da más sombra que los limoneros
la estatua de la libertad,
pero en desolation row
las sirenas de los petroleros
no dejan reír ni volar
y, en el coro de Babel,
desafina un español.
No hay más ley que la ley del tesoro
en las minas del rey Salomón.
Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis sueños va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un no te quiero querer.
Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio,
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad
que mordieron el anzuelo,
que bucean a ras del suelo,
que no merecen nadar.
El Dorado era un champú,
la virtud unos brazos en cruz,
el pecado una página web.
En Comala comprendí
que al lugar donde has sido feliz
no debieras tratar de volver.
Cuando en vuelo regular
pisé el cielo de Madrid
me esperaba una recién casada
que no se acordaba de mí.
Y desafiando el oleaje
sin timón ni timonel,
por mis venas va, ligero de equipaje,
sobre un cascarón de nuez,
mi corazón de viaje,
luciendo los tatuajes
de un pasado bucanero,
de un velero al abordaje,
de un liguero de mujer.
Y cómo huir
cuando no quedan
islas para naufragar
al país
donde los sabios se retiran
del agravio de buscar
labios que sacan de quicio,
mentiras que ganan juicios
tan sumarios que envilecen
el cristal de los acuarios
de los peces de ciudad
que perdieron las agallas
en un banco de morralla,
en una playa sin mar.

Otoño poético’15

Rinconcito romántico V

Definición del amor (Francisco de Quevedo)

Es hielo abrasador, es fuego helado,
es herida que duele y no se siente,
es un soñado bien, un mal presente,
es un breve descanso muy cansado.
Es un descuido que nos da cuidado,
un cobarde con nombre de valiente,
un andar solitario entre la gente,
un amar solamente ser amado.
Es una libertad encarcelada,
que dura hasta el postrero paroxismo;
enfermedad que crece si es curada.
Éste es el niño Amor, éste es su abismo.
¿Mirad cuál amistad tendrá con nada
el que en todo es contrario de sí mismo!